Ya.

Llevo más de media hora sentada delante del ordenador sin saber muy bien qué escribir. Tecleo y borro, un bucle continuo. Quiero hablar de tantas cosas... Voy a empezar por lo sencillo. Y eso es hablar sobre la impotencia de no saber expresarme en estos momentos. Impotencia por no saber salir a la calle y … Continúa leyendo Ya.

No toda historia ha de tener un título…

No tiene porque durar para siempre. Ni tan siquiera tiene que ser a gusto de los demás. Me conformo con un tú y yo, aquí y ahora.  De esos que te hacen sonreír sin darte cuenta. De los que te hacen ser cursi sin que te arrepientas. De esos que son tan mágicos. De los que llenan … Continúa leyendo No toda historia ha de tener un título…

Una, y con suerte dos.

Otra vez. Otra madrugada más en vela. Otros miedos recorren mi mente. Miedo a lo desconocido. Miedo a decepcionar. Miedo a perder. He leído muchas novelas románticas, y todas terminan igual. Todas tienen su gran final, en el que los protagonistas se aman incondicionalmente. Pero esto es la vida real. Aquí no sirve arrancar hojas del … Continúa leyendo Una, y con suerte dos.