Otro día más.

No voy a llorar, esta vez intentaré ser más fuerte. Me tragaré las lágrimas, pondré una sonrisa falsa y saldré a la calle. Nadie dudará de mi felicidad, todo seguirá como hasta ahora. ¿Qué más da lo que yo sienta? No me perteneces, nunca lo has hecho, pero aunque no lo parezca te llevaste un trocito de mi corazón; ya no queda nada de él, los pedazos son tan pequeños que dudo que ni siquiera sepas todo lo que estoy sufriendo. Es irónico que nuestra relación parezca un matrimonio firmando los papeles del divorcio, ya que mi único deseo era que tú encontrases el amor verdadero, ese que yo no te supe dar, que encontrases a esa persona que te hiciera sonreír, que te hiciera sentir; aunque eso significara quedarme a un lado, contemplando.

Hay que ver lo que podemos llegar a hacer por otras personas. Y que estas a su vez, no den ni lo más mínimo por nosotros. Yo tengo un problema, y es que no me gusta dar de lado a alguien que ha sido muy importante para mi. Bueno, no es que no me guste (que también), sino que no puedo. No me entra en la cabeza perder a alguien que me ha ayudado cuando nadie más lo ha hecho, que me ha querido por como soy y que ha estado a mi lado sin pedir nada a cambio.
Tampoco entiendo el significado de relación formal, ¿cómo puedes pasar de estar casi las 24 horas del día pendiente de una persona, a tan solo poder decirle hola y adiós por educación? Seré una maleducada, pero nunca tendré una “relación formal” con alguien que haya sido tan importante para mi.

Parezco una pesada, más bien lo soy. Siempre hablando de lo mismo. Es como si no tuviera vida más allá del sufrimiento y los desamores. Que triste todo de verdad. Sin embargo, lo intento; intento escribir algo alegre o de otros temas pero siempre vuelvo al mismo. Toda palabra que escribo me trae al principio. Supongo que estoy destinada a esto. Pero no me importa, me gusta y lo hago porque quiero. No voy a rendirme a la sociedad haciendo lo que todos esperan que haga. Si me gusta a mi, que más da lo que piensen los demás. Aunque ya hablaré más adelante de la sociedad…

Ahora mismo solo puedo pensar en ti. En lo que significastes para mi. En todas las veces que me abrazaste y me susurraste al oído que todo iba a salir bien. Me gustaría saber que he hecho mal. Si me equivoqué al preocuparme por ti, o si en verdad nunca fui nadie.

Así que sí. Esta vez seré fuerte, y sonreiré. Nadie sabrá si estoy bien o mal. Tampoco se preocuparán. Mañana será simplemente otro día más…

 

Twitter: @marina_sfortes

 

Anuncios

5 comentarios en “Otro día más.

  1. Esperemos que mañana sea otro día, en el que estés contenta y no tengas que disimular nada porque ese dolor y tristeza han desaparecido.
    No eres pesada simplemente decides ser consecuente con lo que piensas, sientes y cómo actúas al respecto ¿Y sabes? Se que no necesitas ningún tipo de aprobación, ni nada por el estilo y no pretendo hacerlo pero de verdad que me parece estupendo.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Me parece lógico que te preguntes que has hecho mal, siempre y cuando también te preguntes si es que no lo sabes, lo que la otra persona hizo mal. El texto me parece muy sincero y elocuente. Escribe siempre lo que sientas, lo que necesites expresar. Buen finde.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s