Alcohol en vena.

Arropada por el frío de la noche te pienso. Recuerdos fugaces invaden mis pensamientos. Ahora estás, y después ya no. Me desespero esperándote, aunque sé que no vas a volver. Olvidar es lo que tengo que hacer. Dejar de pensar que vale la pena esperar. Dejar de creer que algún día me fuiste fiel.
Únicamente escucho las teclas del ordenador al escribir. La calle está completamente callada. No escribo sobre ti, sino sobre mi. Bueno, más bien escribo de quien creo ser.

¿Y quién soy? Es la única pregunta que no consigo responder. Estoy perdida, bloqueada y asustada. Temo no encontrar mi sitio nunca. Un día estoy aquí, y al siguiente por allí.
Busco ahogar las penas, ya sea entre alcohol o petas. Si, eso es, alcohol en vena es lo que me acelera. A veces tenerte tan cerca me frena.
Siempre empiezo con un solo trago y termino perdiendo la cuenta. Dos, tres botellas, las que sean, el sentimiento sigue ahí, el vacío no desaparece.
Romper, golpear, gritar… Este sentimiento no hace más que aumentar. Lágrima tras lágrima veo como todo se va, se desvanece como la niebla. Tengo la sensación de que en verdad siempre ha sido así, de que siempre me he sentido tan vacía…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s