Culpable…

-No, a ver…. No es así, de verdad que tiene una explicación…
-Vale, pues dámela.
-Solamente quería ver si podía sentir, algo, lo que fuera.
-Vamos, que has jugado un rato conmigo, ¿no?
-Podría decirse que si, has sido como un juguete.

Esa pesadilla que se repite una y otra vez en mi mente. Esas palabras que me acompañan allá donde vaya. Esa sensación que se mantiene presa en mi interior..
Impotente, vulnerable, culpable…
No sabía como sentirme, me quedé paralizada sin saber qué hacer.
Hasta que de repente sentía que me ahogaba, me faltaba el aire. No estabas ahí para ayudarme, bueno, en realidad no había nadie. Me encontraba sola, y de verdad que para nada estaba asustada. “Tal vez es el fin”, pensé. Y entonces reí. Pero reí tan fuerte que sin darme cuenta volví a respirar. Me hizo gracia el simple hecho de que pudiera acabar, sentía que mi sufrimiento aún no había terminado, que no había hecho más que empezar.
Menuda insensata fui al creer que me iba a salir con la mía, al creer que de una vez por todas iba a encontrarle un final a algo.
Se me escapó una pequeña lágrima de tristeza, no fue la primera, y mucho menos la última…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s