Otra noche más.

Otra vez me he despertado de madrugada. El reloj marca tan solo las tres de la mañana, y como de costumbre me salgo al balcón a fumarme un cigarro que me relaje.
Cierro los ojos en la fría noche al pegarle una primera calada, miles de pensamientos me vienen a la mente. Todos con algo en común. Sin mi, estarían mejor.
Quiero llorar, sumirme en el más puro sufrimiento y dejar que todo vuelva a la normalidad. Quiero encontrar de una vez ese maldito final. Ese final que me hará enterrarlo todo, empezar de nuevo.
He sido testigo de como caía lentamente otro pedazo de mi corazón, cada vez va quedando menos. Tantas mentiras, peleas, insultos, promesas vacías….
Y no me extraña seguir siendo la tonta que llora.
Ha pasado ya una hora, y es en este momento en el que de verdad me pregunto que por qué sigo viviendo. No me quedan palabras, y mucho menos lágrimas.
Busco desesperadamente en cada estrella una respuesta, algo, lo que sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s