03:47 Gritos en silencio.

Y sin darte cuenta estás ahí, en tu habitación. En esa cama que te ha visto tantas veces morir por momentos, agarrando esa almohada que tantas lágrimas ha secado; lágrimas amargas, llenas de dolor y tristeza. No ves nada, no porque las luces estén apagadas, sino porque las lágrimas que brotan de tus ojos no te permiten ver nada.
Empiezas a pensar, sin saber porque, siendo consciente de que nada bueno va a salir de ahí, y aún así lo haces durante horas que parecen minutos. Hablas contigo misma porque no tienes a nadie más que te entienda, y empiezas a preguntarte como has llegado a ese punto, porqué no lo has impedido, y miles de preguntas más a las que no sabes como responder.
Es entonces cuando empiezas a cuestionarte a ti, a tu salud mental. Tal vez todo está en tú cabeza y tiene solución, pero esos pensamientos vuelven a ahogarse por tantas lágrimas de desesperación.
Todos tus miedos se apoderan de ti, invaden tu cerebro y controlan cada sentimiento. Es como una ceguera, te impiden ver la realidad… La distorsionan, para hacerte creer que todo está perdido. O tal vez todo está perdido de verdad.
Han vuelto los fantasmas del pasado con más fuerza que nunca.

Y cuando crees que todo ha llegado a su fin es cuando la necesitas a ella, a la única persona importa en tu vida en ese momento. Quieres contárselo todo, y por primera vez en mucho tiempo no consigues más que decir: Nada, no me pasa nada.
Te sientes la persona más inútil del planeta por no saber hablar cuando más lo necesitas, por no tener la suficiente fuerza como para hacerle ver que confías en ella contándole todo aquello que te quita el sueño por las noches. Y lloras. Por impotencia. O por lo que sea. La cosa es que has vuelto a perder tu oportunidad de soltarlo todo, y sin darte cuenta lo vas acumulando en esos pequeños textos suicidas que temes que algún día se conviertan en realidad. Vuelves a pensar en ella. Necesitas que alguien sepa por lo que pasaste. Necesitas saber que algún día podrás pasar página y olvidarlo todo, dejarlo en un segundo plano. Necesitas que ella te diga que todo va a salir bien y te abrace. Solo eso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s